IGLESIA RECONVERTIDA EN VIVIENDA


Vivir en una iglesia o, mejor dicho, en el edificio que un día fue una iglesia.

Un proyecto de interiorismo del cual se hizo cargo el estudio londinense DOS Architecs y que consistió en transformar esta antigua iglesia construida en 1853 en el barrio de Nothing Hill de la capital inglesa, en una residencia de techos altos y  muy luminosa gracias a los grandes ventanales en forma de arco.
 
 
 

 
 

En el interior, conviven detalles arquitectónicos de estilo gótico con piezas de mobiliario de diseño, las dos grandes debilidades del matrimonio que habita en esta casa.


 
 




 
 




 
Y tú, ¿vivirías en un sitio así?
+