ANTES Y DESPUÉS DE UN OSCURO SÓTANO


Proyecto: Frances Herrera

El proyecto en sí consistía en satisfacer las necesidades de un matrimonio con una hija de 5 años. El sótano, oscuro y lleno de enseres, tenía que convertirse en un espacio que debía contener una zona de juegos, abundante espacio de almacenaje para los juguetes y servir como habitación para las visitas.




Debía ser muy luminoso y colorido a la vez para estimular la imaginación de la niña, y resultar acogedor y cómodo cuando se utilizara como habitación de huéspedes.

Los trucos que la diseñadora utilizó para conseguir que el espacio se viera más amplio y luminoso fueron:

1.-Pintar los marcos de las pequeñas ventanas del mismo color azul grisáceo de las paredes y colgar los enrrollables desde el techo para crear la sensación de que las ventanas son más grandes y el techo más alto.

2.-Hacer un sofá a medida sobre una base de madera que incorpora varios cajones en los que guardar los enseres y juguetes.

3.-Elegir el mobiliario también en colores claros y luminosos, excepto los tapizados que son los que aportan colorido al ambiente.

Vía

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
+