UNA CASA ABIERTA AL EXTERIOR


 
Diseñada por la diseñadora y arquitecta Fernanda Marques, esta casa construida para residir ella misma, es un claro ejemplo de las tendencias actuales en cuanto a diseño de interiores, en las que claramente se puede apreciar la conciencia medioambiental del proyecto, y las necesidades de la sociedad actual de estar cada vez más cerca de la naturaleza.
 
 
 
Grandes cristaleras y techos de cristal hacen posible que el interior y el exterior de la vivienda se difuminen y que la luz natural inunde cada uno de los rincones de esta fantástica vivienda ecológica.

Los materiales utilizados para su construcción son sostenibles: suelos de piedra caliza, muros de piedra, proporcionan un ambiente natural y con cierto aire rústico.


El contraste lo aportan los muebles de estilo moderno.  Paneles de madera, mesas y sillas en colores chocolate oscuro, y muebles tapizados en tonos neutros que acentúan la naturalidad del conjunto.

Una impresionante casa en la que el exterior y el interior se funden en un solo espacio y permiten disfrutar de la naturaleza durante todo el año.



+